El queso, como nunca lo habías visto

10/17/2012

Quesos

Pocos alimentos poseen la capacidad de reinvención del queso. De cabra o de oveja. Tierno o curado. En taquitos o rallado. Como aperitivo o de postre…

Las posibilidades de este alimento son prácticamente infinitas. Aquí te traemos algunas ideas para degustar este placer gourmet como nunca antes lo habías probado.

Crackers y ‘savoureis’, elegantes aperitivos 

Tan importante como el queso es la tostada de pan en la que nos lo comemos. Y si uno es un cinco estrellas, el otro no puede ser menos. The Fine Cheese Co. elabora tres variedades de crackers: con albaricoque, pistacho y semillas de girasol para acompañar quesos cremosos como la extremeña Torta del Casar; con dátiles, avellanas y semillas de calabaza para untar variedades de cabra y con cereza, almendras y linaza para tomar azules franceses o asturianos.

The fine cheese co
Además, The Fine Chesse Co. elabora snacks gourmet con el queso como protagonista, como los crackers con Parmiggiano Reggiano o Roquefort rallados y un 'packaging' retro. Y para maridar con vino, cerveza o gin tonic están los savouries, bocados salados hechos a base de queso rallado, mantequilla, huevos, crema fresca o frutos secos.

Vuelta a los orígenes

A veces lo más moderno es lo más tradicional. Es el caso de los quesos artesanos de Ramón Lizeaga. Este quesero compra la leche a productores tradicionales de la zona de Aia, en Guipúzcoa con la máxima de la calidad por bandera.

Quesos ramoフ] lizeaga

Esta magnífica materia prima le sirve para realizar recetas recuperadas como el queso de oveja en pasta blanda, de corteza enmohecida y sabor ligeramente dulce, o el queso tierno de vaca, de textura mantecosa. Sabores de antaño realizados con técnicas de hoy.

Recetas sorprendentes

El queso también puede formar parte de recetas curiosas e insólitas, demostrando su gran versatilidad. Es el caso, por ejemplo, del pulpo con queso, un maridaje en principio sorprendente: los trozos de pulpo cocido con queso de tetilla gratinado al horno funcionan de maravilla.

Ensalada burrata y cigalas

Otras muchas combinaciones que nunca habíamos pensado son las de las cigalas en ensalada con queso Burrata, la utilización de alguna variedad cremosa junto con aguacate en makis de sushi creativo o las brochetas de Roquefort, pera y nueces. La imaginación de cada uno es el límite.

Galletitas de queso

La mezcla de texturas es otra tendencia en el mundo del queso. Una receta sencilla y deliciosa es la de las galletas crujientes de queso. Tan solo necesitamos una especialidad de pasta blanda, de cabra preferiblemente, galletas saladas, un huevo y aceite de oliva.

Receta galletas

Cortamos el queso, pasamos los trozos por huevo batido y los rebozamos en las galletitas saladas, que previamente habremos desmigado. Dejamos los pedazos de queso rebozado en el congelador hasta que adquieran firmeza. Finalmente, los freímos en aceite de oliva caliente y los retiramos antes de que la costra de galleta se queme. Pueden servirse con una confitura de frutos rojos.

Moldear el queso

 Una de las grandes virtudes del queso es su carácter maleable, aunque también hay que saber cómo debe cortarse cada tipo y si es mejor presentarlo en cuñas, cuadraditos o finas láminas. Cada variedad es un mundo.

Quesos

Un laminador de queso puede convertir a un Manchego Curado en la guinda a una ensalada mientras que hay tablas con una cuchilla incorporada para cortar en virutas un Gamoneu asturiano y darle un toque diferente a un rosbif. Finalmente, un plato de rigatoni en salsa de tomate quedará espectacular si con un buen rallador, lo coronamos con un poco de Parmiggiano Grana Padano.

Por Javier Sánchez

« Munición 'aftershave' Xabi Alonso, elegante también fuera del campo »