Un reloj de récord

11/23/2012

Saltoreloj

El pasado 14 de octubre Felix Baumgartner se convirtió en una de las personas más famosas del mundo al ser el primer hombre en superar la barrera del sonido con un salto de caída libre.

Una hazaña que siguieron en directo millones de personas que no habría sido posible sin la ayuda de la firma suiza Zenith, que participó en el acontecimiento como reloj oficial de la misión.

FOTO 1 P-20121014-00064_HiRes JPEG 24bit RGB

Un vuelo de 9 minutos y 3 segundos convirtió a Felix Baumgartner en una celebridad mundial el pasado mes de octubre. Dentro de la misión Red Bull Stratos, este paracaidista austriaco consiguió en Roswell, Nuevo México, ser el primer hombre en superar la barrera del sonido en un salto de caída libre y, de paso, romper varios de los récords establecidos por Joe Kittinger en 1960.

FOTO 2 P-20120504-00119_HiRes JPEG 24bit RGB

La hazaña de Baumgartner contó con el apoyo de la conocida empresa austriaca de bebidas Red Bull, pero también con el patrocinio de la casa relojera Zenith. La firma de Le Locle recoge así los frutos de su colaboración con Baumgartner desde hace dos años, cuando fue nombrado embajador de Zenith, y ha obtenido ahora uno de los impactos comerciales más importantes que se recuerdan en la relojería moderna. 

FOTO 3 Photo_Predrag_Vuckovic_0003

En el momento del salto, Baumgartner llevó en su brazo derecho un reloj El Primero Stratos Flyback Striking 10th similar a los comercializados por la firma suiza, con la diferencia de usar una correa de nylon que le permitía superar el gran grosor de la manga del traje de presión. De este modo, Zenith se convertía en el primer reloj en superar la barrera del sonido en contacto directo con la atmósfera.

FOTO 4 03_2062_4057_69_M2060
El Primero Stratos Flyback Striking 10th es un modelo lanzado por Zenith el pasado año como reedición de uno de los mitos deportivos de la firma. Está fabricado en acero, tiene 45,5 milímetros de diámetro y su caja se completa con un bisel giratorio de cerámica. Equipa el famoso movimiento El Primero, cuya alta frecuencia de funcionamiento (36.000 alternancias a la hora) le permite medir tiempos con una precisión de una décima de segundo.

FOTO 5 STRATOS_face_F

Un reloj que se diferencia de otros modelos equipados con este movimiento por la fácil lectura que dispone de las décimas de segundo, indicadas por medio del segundero rojo que parte del eje central. Los tres colores elegidos para la decoración de los contadores son similares a los utilizados en El Primero original de 1969.  

FOTO 6 STRATOS_back_F

Zenith ha querido además homenajear a Felix Baumgartner con el lanzamiento de una edición especial conmemorativa de este mismo modelo. Se distingue por tener su fondo grabado con rostro del paracaidista dentro de su casco. Está edición especial está disponible únicamente en acero, aunque el brazalete se puede elegir en caucho, cocodrilo o metálico de eslabones.

Por Andrés Moreno

« Elegancia en blanco y negro Paraísos para el fin del mundo »