Oda al fetichismo

12/21/2012

MonicaCruz

Lencería de cuero, sujetadores con correas, medias de fantasía, corsets de otro tiempo… las tendencias fetichistas inundan pasarelas y alfombras rojas. Las prendas más extremas y atrevidas llegan al gran público.

Y es que en moda, lo que empieza siendo underground siempre acaba absorbido por la industria. Es el caso de la moda con reminiscencias fetichistas y sadomasoquistas que, aunque dulcificada, se impone como una de las tendencias esta temporada.

Lady gaga
 

Influencias y actualización. El fetichismo aplicado al deseo sexual se lo inventó Freud y luego lo explotaron la literatura y el cine erótico de los 70. En los últimos años, parecía olvidado en pos de otras tendencias, pero Lady Gaga se ha encargado de revitalizarlo. La diva luce medias de rejilla, lencería y gorras de cuero y demás parafernalia fetish. Nada nuevo, pero sí muy llamativo. Tanto, que otras como Rihanna no han dudado en aparecer en versión dominatrix o atada con cuerdas (bondage) en vídeos musicales tan explícitos como 'S&M'.

El gran salto mainstream. Pero si el sado y el fetichismo han saltado a la palestra de nuevo ha sido también gracias al éxito de '50 Sombras de Grey', de E.L James. La novela es todo un manual de sadomasoquismo para principiantes: relaciones de sumisión, descripciones de ropa interior, juegos de bondage, que han puesto estas prácticas sexuales en boca de las personas más insospechadas.

Anne-hathaway-nyc-premiere-les-miserables_0
 

Chicas buenas reconvertidas. Si Lady Gaga y Rihanna abrieron el camino, muchas celebrities se han lanzado a incluir guiños festish en su indumentaria. Kristen Stewart, la Bella de 'Crepúsculo', ha apostado por trajes ceñidos de cuero; Anne Hathaway, ex princesa Disney, también ha vestido parafernalia de aire sadomaso en la alfombra roja. Otra empeñada en pasarse el lado oscuro ha sido Miley Cirus, sujetador de cintas y pelo corto mediante.

Jason-wu-runway-spring-2013-20120907-230426-748

Moda sadomaso. Y en esto llegó la industria de la moda y el gran fundido a negro. En la pasada Semana de la Moda de Nueva York, Jason Wu o Max Azria, entre otras firmas, hicieron guiños a encaje, cuero y transparencias. No son los únicos. Wolford, la marca austriaca de ropa interior, presenta medias interminables y llenas de fantasía. Otro rastro inconfundible de esta fiebre por lo extremo se puede ver en la campaña de Agent Provocateur, en la que Mónica Cruz luce ropa interior a base de correas mientras se aferra a unas cadenas de hierro. Puro fetiche.

Wolford

Por Javier Sánchez

« Cómo vestir tu mesa Destellos de ilusión »