Recetas 'low' para recuperar la figura

01/10/2013

Comidas copiosas, mucho picoteo y más dulce. Para recuperarse de los excesos navideños y perder esos kilos de más que suelen dejar las fiestas –dicen que entre tres y cuatro-, nada mejor que una dieta saludable y equilibrada.

Pero eso no es sinónimo de pasar hambre o de un menú aburrido. De hecho, toma buena nota de estas recetas que te animarán a recuperar la figura.

RecetaLow

Pincho de pollo de corral. Con 280 kcal por persona, este plato es una fuente de hierro y B2. Y encima es muy sencillo y rápido de preparar. Cortamos dos pechugas de pollo de corral en dados de dos centímetros de grosor, los introducimos en las brochetas y salpimentamos para cocinar en una sartén con un chorrito de aceite de oliva hasta que queden crujientes. Acompañamos las brochetas con una salsa de yogurt que haremos mezclando dos yogures griegos, con medio limón exprimido, una cucharadita de mostaza, tres hojas de menta fresca picada, un mango picado, una cucharadita de curry y cinco granos de pimienta roja machacados.

Ensalada de verduritas de invierno con vinagreta de café. Una rica ensalada baja en grasa, con solo 561 kcal. y muy fácil de preparar perfecta para desengrasar el cuerpo.mSeparamos en flores muy pequeñas 100 grs. De coliflor y otros 100 gr. De brócoli. Después cortamos en bastones finos un puerro y 100 grs. De judías verdes frescas y dos zanahorias en rodajas finas. Rehogamos todas las verduras en una sartén con un poquito de aceite hasta que se cuezan al dente. Para hacer la vinagreta de café, en un cazo al fuego cocemos agua y azúcar durante dos minutos. Le añadimos una cucharadita de café soluble y 30 grs. de vinagre de Jerez dejando todo reducir otro dos minutos. Mientras que se tiempla, disponemos las verduras en un plato, colocamos por encima el sucedáneo de angulas y la vinagreta.

Sopa fría de piñones y nueces. Una receta baja en grasa, sin gluten y muy rica en fibra ideal para los niños que nos aporta 296 kcal. Por persona. Introducir en un recipiente 60 cl de nata culinaria, un diente de ajo, 50 gr de nueces, 50 gr de piñones fritos, el zumo de un limón, una punta de sal y otra de pimienta. Pasar por la túrmix hasta obtener una textura de sopa y dejar enfriar un par de horas. Con la ayuda de un sacabolas, hacemos bolas de fresas y melón que ensartaremos en una brocheta alternándolas. La crema se sirve en un plato con la brocheta por encima y se decora con cuadraditos de pimiento verde y unas gotitas de aceita de oliva. Para completar el plato, podemos maridarlo con un aromático blanco cabernet sauvignon de la tierra de Sierra Norte de Sevilla.

Gazpacho de germinados. Facilísimo gazpacho bajo en calorías (153 kcal por persona) y colesterol. Solo hay que triturar cinco tomates maduros, dos dientes de ajo y dos tazas pequeñas de alfalfa germinada. Después, picamos medio pepino y perejil y se lo añadimos a esta mezcla. Enfriar y servir con un puñadito de alfafa germinada para decorar.

Hamburguesas de pez espada. Una forma original y diferente con pocas calorías (573 kcal por persona), baja en colesterol y rica en fibra para que todo el mundo coma pescado en casa. Para cuatro personas, picamos 300 gr de pez espada muy fino y lo mezclamos con ajo, perejil, la yema de un huevo y sazonamos. Formamos bolas que aplastaremos con la palma de la mano. Cocinamos las hamburguesas en una sartén con aceite de oliva hasta que queden crujientes y las reservamos. Cogemos cuatro rebanadas de pan de molde sin corteza y con la ayuda de un aro metálico, las cortamos en forma redonda como las hamburguesas y las tostamos. Hacemos un guacamole mezclando y triturando hasta que quede una crema fina un aguacate maduro, un ramillete de cilantro fresco, unas gotas de zumo de limón, media cebolleta, aceite de oliva y sal. Para servir estas deliciosas hamburguesas, colocamos la tostada de pan, untamos en ella el guacamole, la hamburguesa untada en mermelada de pimiento rojo y una loncha de queso para fundir y la gratinamos. ¡Y a comer!

Y de postre… Espuma de naranja. Recuperar la figura no está reñido con el postre. Esta espuma de naranja, que aporta 287 kcal por persona, es además rica en calcio y en fibra. Lavamos dos naranjas y un limón con agua fría frotando bien la piel y las secamos con papel absorbente. Con la parte fina de un rallador, rallamos la piel de todos los cítricos. Exprimimos el zumo de una naranja y un limón. Mientras, ponemos seis hojas de gelatina neutra a remojar en agua fría. Cogemos una cazuela grande y la llenamos hasta la mitad con agua fría y la calentamos sin que llegue a hervir. Ponemos las yemas de tres huevos y 100 gr de azúcar en un cazo hondo. Batimos con unas varillas eléctricas y colocamos el cazo dentro de la cazuela cuando el agua esté a punto de ebullición al baño maría. Añadimos las ralladuras de naranja y limón mientras seguimos batiendo hasta que la mezcla adquiera una consistencia espumosa y ligera. Una vez fuera del fuego, añadimos las hojas de gelatina escurridas y removemos suavemente para que se diluyan. Añadimos el zumo de los cítricos y mezclamos todos. Lo dejamos enfriar un poco y añadimos 300 gr de yogurt natural removiendo. La mezcla se deja reposar en la nevera durante 5-10 minutos. En ese tiempo, montamos la nata y la incorporamos suavemente a esta preparación. Para presentar el postre, repartimos la espuma de naranja en seis copas, cortamos por la mitad cuatro hojas de phisalis y ponemos también virutas o pepitas de chocolate blanco.

Por Prado Campos

« Propósitos de decoración Ellas marcarán estilo »