Vuelven las supermodelos

02/08/2013

A principios de los 90, un puñado de chicas revolucionaron la pasarela. Veinte años después, otro grupo de ‘top models’ toman el relevo. Dos generaciones de mujeres mediáticas, bellas e influyentes.  

“No nos despertamos por menos de 10.000 dólares al día”. La modelo Linda Evangelista acuñó esta frase para referirse a la constelación de estrellas que deslumbró sobre las pasarelas desde principios de los 90. Christy Turlington, Elle McPherson o Tyra Banks son algunos de los nombres de una generación dorada.

Modelos

Naomi Campbell. La primera modelo de raza negra, con permiso de Imán, en alcanzar un estatus planetario. Luego llegaron sus escándalos, sus romances con Robert de Niro o Mike Tyson y sus escarceos con la música. Una de sus últimas apariciones tuvo lugar en la ceremonia de clausura de los Juegos Olímpicos de 2012 celebrados en Londres, donde desfiló con un espectacular vestido dorado.

Claudia

Claudia Schiffer. La alemana ya cobraba 400 millones de pesetas por foto en el inicio de su carrera. La curvilínea rubia se convirtió en la mujer más deseada del mundo durante toda una década. Luego hizo sus pinitos en el cine, se casó, tuvo hijos y se retiró antes de cumplir los 40. Recientemente, ha vuelto para protagonizar varias campañas, entre ellas una de sombra de ojos para Chanel.

Cindy

Cindy Crawford. La chica del lunar fue la gran modelo estadounidense de principios de los 90. Su matrimonio con Richard Gere, en la cúspide de su popularidad tras Pretty Woman, la convirtió en una celebridad mundial. En 1995, Forbes aseguró que era la top mejor pagada del planeta. Actualmente, está muy volcada en su trabajo como decoradora de interiores y en la defensa del botox. 

El relevo generacional

Salvo Kate Moss, que empezó en los 90 y sigue trabajando tanto como entonces, las supermodelos de hace 20 años han dado paso a una nueva generación de estrellas que siguen marcando tendencia y amasando fortunas.

Giselle

Giselle Bündchen. La propia Schiffer la ha señalado en varias ocasiones como su sucesora. La brasileña cobra más de 33 millones de dólares al año y, desde que ha sido madre, cada una de sus apariciones se celebra como si fuera una aparición divina. Compagina su trabajo como modelo con el diseño de su propia línea de lencería.

Miranda

Miranda Kerr. A esta australiana de 29 años se la ha comparado en numerosas ocasiones con su compatriota Elle McPherson. Sus rasgos ligeramente exóticos la han convertido en una de las modelos más cotizadas, con casi 4 millones de dólares al año. Casada con Orlando Bloom, el Légolas de El Señor de los Anillos, últimamente le ha dado por lanzar una línea de cosmética y escribir un libro de autoayuda. 

Kate

Kate Upton. Estadounidense hasta la médula, la rubia de Michigan puede representar para el país de Obama lo que Cindy Crawford hace dos décadas. A sus 20 años, ya ha sido portada de Sports illustrated. Sus pronunciadas curvas  la convierten en una excepción dentro del abanico de tops, más escurrido de carnes en general. Por su último anuncio, de 30 segundos, cobró la nada desdeñable cifra de 4 millones de dólares.

Adriana

Adriana Lima. La otra bomba brasileña encarna como nadie el ideal de belleza de Victoria’s Secret. Para esta misma firma de lencería, Lima fue la protagonista del anuncio más comentado de la última edición de la SuperBowl. Sus ganancias anuales alcanzan los 7,5 millones de dólares al año.

Doutzen Kroes

Doutzen Kroes. La cuota europea la cubre esta rubia holandesa. Imagen habitual de L'Oreal o Calvin Klein, también ha sido uno de los ángeles de Victoria’s Secret. Sus ganancias anuales, según Forbesm rondan los 6 millones de dólares.

Por Javier Sánchez

« Los coches más largos del mundo Giras 'Made in Spain' »