El fútbol busca fidelizar al aficionado

02/25/2015

Roja

Objetivo: atraer y mantener abonados incluso en tiempos de crisis. Esta es la premisa que mueve a los clubs de fútbol a ingeniar acciones promocionales cada vez más curiosas.

Los aficionados son vitales para garantizar la supervivencia de los equipos de fútbol. Los clubs lo saben y por eso, desde hace varias temporadas, se esfuerzan por ofrecer campañas de marketing dedicadas precisamente a premiar y fomentar ese amor por los colores y el escudo.

Atlético Madrid

Hace sólo dos meses, el Levante presentó el Granota Fanclub, un proyecto pionero en Europa consistente en una aplicación móvil que detecta las necesidades del simpatizante o abonado, o aquellas promociones que pueden interesarle en un momento dado. El objetivo último es aumentar el número de abonados y los ingresos por merchandising del club.

Equipos más modestos como Racing y Leganés, en Segunda División, llevaron a cabo en las últimas semanas varias acciones para premiar la fidelidad de sus incondicionales. El club cántabro regaló dos invitaciones de Tribuna para un partido de Liga a los cerca de 500  aficionados que acompañaron al equipo hasta el estadio del Mirandés, donde el Racing se impuso 0-2 en pleno temporal de nieve, y sobre un terreno de juego casi impracticable.

Osasuna

Por su parte, el Leganés anunció hace días que devolvería a sus aficionados el importe de las camisetas de su segunda equipación, si el conjunto madrileño derrotaba al Mallorca en Liga. Incluso en Segunda B, clubes más modestos como la Cultural Leonesa han devuelto en alguna ocasión el importe de sus entradas si el equipo no ha conseguido la victoria.

El año pasado, de cara al Mundial de fútbol disputado en Brasil, la Federación Española lanzó un carné para los fans de la Roja con numerosas ventajas, descuentos, concursos, viajes y sorteos. La intención estaba clara: aumentar la afición por la selección, cubrir la demanda de sus seguidores por todo el mundo y conseguir unos ingresos extra para las arcas federativas.

Racing

Las acciones de marketing en este terreno son muchas y variadas. El Elche, por ejemplo, repartió 200 premios la temporada pasada entre los abonados que realizaron compras en los comercios adheridos al club. Y el Betis ha premiado con descuentos en los abonos la fidelidad de sus gradas. Lo mismo que Osasuna, con reducciones de precios para abonados y socios. Más curiosa fue la iniciativa impulsada por el Atlético de Madrid, con un acuerdo de colaboración con los cines Kinépolis, para crear un vínculo de fidelización entre los aficionados al fútbol y los de amantes del séptimo arte. Son sólo algunos de los ejemplos de cómo los equipos españoles intentan atraer y mantener a sus hinchas más fieles. Una fórmula más para fomentar una lealtad inquebrantable en tiempos de crisis.

Por Blai Ripoll

« Huevos y patatas, inseparables The Order 1886, un videojuego que abre una era »