Los deportes de los empresarios

02/14/2015

Empresas y deporte son dos mundos compatibles. Muchos emprendedores y directivos intentar arañar minutos a su agenda diaria para practicar algún tipo de actividad deportiva. Una sana rutina que, además, repercute de forma positiva en los negocios.

Golf

Según el reciente estudio CEO Fitness and firm value, elaborado por la Universidad de Colonia, el valor de una empresa se revaloriza entre el 4% y el 10% si su consejero delegado practica deporte. La investigación analiza las compañías del S&P 1500, que cubre el 90% de las empresas de EEUU por capitalización bursátil.

Esquí

El informe argumenta que el deporte modera el estrés y aumenta la capacidad cognitiva y el rendimiento laboral de las personas, lo cual incide en los resultados y en el valor de la empresa cuando esos empleados alcanzan posiciones en los cuadros de decisión.

Hípica

Hay compañías que, a través de sus departamentos de Recursos Humanos, animan a sus empleados a participar en competiciones deportivas. Son las conocidas como “empresas saludables”, muy arraigadas en EEUU, que fomentan el ejercicio físico, la nutrición sana y el descanso de sus trabajadores mediante programas integrados.

Maratón NY

A medio y largo plazo, estas políticas influyen de manera muy positiva en la empresa: se reduce el absentismo, se mejora la productividad y el clima laboral, y se consigue mayor compromiso y motivación de los empleados. Pese a todo, solo el 7% de las empresas españolas tiene firmado algún convenio de este tipo.

A su vez, el deporte crea empresas (el 2% del PIB mundial está generado por este tipo de actividades), y genera puestos de trabajo de calidad incluso en plena crisis. Es lo que ha sucedido en España en los últimos años, con 160.000 empleos en el sector.

Vela

Uno de los deportes de moda entre empresarios y emprendedores es el running. Es, asimismo, una de las actividades físicas más baratas, pese a que cada año es un negocio que mueve millones de euros. El Maratón de Nueva York se convierte, cada mes de noviembre, en un desfile de altos ejecutivos que por unas horas cambian la corbata y las reuniones por las  zapatillas y los shorts.

Además del running, otras de las actividades favoritas de muchos directivos son el golfel esquíla hípicala caza o los deportes náuticos. Sin duda, una buena manera de desconectar del estrés de los negocios, de cargar pilas y de ponerse en forma para realizar mejor el trabajo.

Por Blai Ripoll

« Viajes por amor Chocolates para seducir »