Vuelve la temporada de running trail

02/27/2015

A pesar de no ser un territorio especialmente alpino (aunque sí muy montañero), España es el país que más carreras de montaña de carácter internacional aglutina, y comienzan, cómo no, en marzo. 

5D1

La llegada de marzo suele suponer la desaparición de la nieve en la mayoría de las serranías nacionales y, con ello, el fin de la temporada de esquí. ¿Supone esto el adiós a la montaña hasta el próximo invierno? Para nada: es hora de cambiar las tablas por las zapatillas y comenzar el periodo de carreras por montaña.

El próximo fin de semana llegará el turno a la mítica Transgrancanaria, prueba de nada menos que 125 kilómetros –sí, corriendo– que atraviesa Gran Canaria de punta a punta. Para los "mortales", marzo también supone la llegada de uno de los grandes circuitos de carreras de trail Populares, el Races Trail Running, liga nacional patrocinada por el Corte Inglés que dará el pistoletazo de salida el próximo 22 de marzo en Riaza (Segovia) para pasar posteriormente por las madrileñas Hoyo de Manzanares y San Lorenzo del Escorial el 19 de abril y 17 de octubre, respectivamente.

Las carreras del circuito Races Trail Running son ideales para debutar en trail pues, a pesar de ser pruebas de montaña, no son excesivamente largas ni demasiado técnicas para principiantes. Si practicas running frecuentemente y participas en pruebas de 10 km o medios maratones, ya cuentas con fondo suficiente para afrontar una de estas pruebas con garantías y tendrás prácticamente todo el material necesario. Aunque existen específicos para trail, tanto las camisetas como las mallas o pantalón de running "asfaltero" sirven perfectamente para correr por montaña, aunque no ocurre lo mismo con el calzado: sería conveniente que te hicieras con unas zapatillas de trail, que cuentan con taqueado extra para mejorar el agarre y también con protección en la puntera y los laterales para evitar posibles golpes contra piedras.

5D

Si te decides por practicar trail con asiduidad, también necesitarás un cortavientos: incluso en muchas pruebas que se realizan en pleno verano, esta prenda suele incluirse en el reglamento como obligatoria, ya que en las cimas el viento y el frío suelen mantenerse incluso en temporada estival y, en caso de emergencia, el cortavientos puede salvar al corredor de una buena hipotermia. ¿Y dónde guardarlo cuando no lo necesitemos? En una mochila específica para trail. Éstas no solo nos sirven para llevar el cortavientos y algo de comida para las tiradas largas, sino que además suelen incorporar –es el caso, por ejemplo, de la Salomon 14+13 Skin Pro– un sistema de hidratación para poder llevar agua tanto en competición como en entrenamientos largos.

Aunque para carreras cortas no suele ser necesaria la mochila, nunca está de más llevar algo de agua o isotónica, por lo que otra opción muy utilizada por los corremontes es una riñonera técnica, con compartimento para el agua, portadorsales y bolsillos para llevar lo que consideres necesario –desde barritas o geles a las llaves del coche–. Si ya tienes todo el equipo, solo te queda una cosa: empieza a entrenar en las cuestas más largas y empinadas que tengas en tu ciudad. La temporada de trail es muy divertida, pero bien dura.

Por Pablo Cantó

« 'On Colour', arte en El Corte Inglés de Preciados Enomatic, cata autónoma de vinos excelsos »